El casu marzu (queso podrido) es un queso típico de Cerdeña, Italia, conocido por estar infestado de larvas vivas de insectos. Gracias a la acción digestiva de las larvas de la mosca del queso, se produce su especial sabor. Estas larvas se introducen deliberadamente en el queso, lo que produce un nivel más acusado de fermentación y la rotura de los ácidos grasos. La pasta del queso se reblandece y segrega un líquido llamado “lágrima”. Las larvas aparecen en el queso como gusanos blancos translúcidos de unos ocho milímetros de largo que pueden saltar hasta quince centímetros, por lo que se recomienda a los degustadores de este manjar que se protejan los ojos.